miércoles, 20 de febrero de 2013

MONEY, MONEY, MONEY

Supongo que eso explica la desidia de mi abogado de oficio, aunque eso no explica la actitud de la jueza (me pregunto si tendrá hijos?).
Mi abogado es un tipo de buen talante, un vendedor de humo que habla más de lo poco y mal que le pagan de oficio que del procedimiento, me permitió colaborar en la redacción de la demanda (una modificación del régimen de convivencia entre mi hijo y yo), de hecho hubo 3 borradores. Casi un año después del primero llega la vista, la cosa estaba clara.
Antes de entrar a la sala unas últimas palabras con mi abogado, podre hablar? me dice que si, Puedes preguntarle a la otra parte? me dice que si.
Entramos, y después de un poco de bla, bla, entre la juez y los abogados, empiezan las declaraciones, se levanta la madre de mi hija y la jueza le pregunta si acepta la semana santa un año para cada uno... si, si, si, se sienta y el hijo de puta de mi abogado no pregunta nada, me toca a mi, me pregunta el hijo de puta plus del fiscal (el que se supone que representa a mi hijo pero que en realidad solo obedece como un perro lo que le manda su jefe), El tipo me pregunta que ha cambiado desde el último convenio regulador, mi situación económica  la de mi pareja, y las necesidades de mi hijo, intento explicar lo último pero  me corta la jueza, me siento y después de un bla, bla, bla visto para sentencia.
El caso es que pido permiso para hablar y ni puto caso, le pregunto a la jueza si puedo hablar y me dice que mi abogado habla por mi, cojonudo,  casi 900 km en autobús dando vueltas a distintos argumentos para nada.
Al final salgo de allí asqueado, le recuerdo a la procuradora que quiero la grabación de la vista y le pregunto al abogado sobre el recurso, no voy a aceptar nada hasta que se acepte la solicitud de un informe psicosocial, pk ya me dirás como cojones puede dictar una sentencia medio justa solo con las declaraciones de los progenitores.
Conclusión.
Les importa una mierda el bienestar del menor, ¿como pueden dictar una sentencia determinante en la vida del menor sin tener datos objetivos (informe psicosocial).
Tengo aun abogado que pasa del tema, probablemente pueda denunciarlo ante el colegio de abogados pero eso  no va hacer que pueda testificar, ni que le pregunte a la madre de mi hijo los motivos por los que se niega a conceder más tiempo de convivencia padre - hijo.
Lo bueno es que este año tenemos las semana santa asegurada y ya podemos planificar viaje y actividades. El viaje fue una paliza de tres pares de cojones y alguna conversación interesante.
¿Qué hacer?-Editado-

Supongo que esto es una especie de lenguaje egocéntrico, muy útil para ordenar ideas, un buen desahogo y si alguien que domine el tema lee esto quizá pueda darme más información.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por cooperar